sábado, 3 de agosto de 2013

Cuando el Humor no tiene Fronteras

Jorge A Jorge Batista 7/ 2 /13

Carteret, New Jersey. Siempre se ha dicho que la risa y el buen humor son los mejores antídotos para ciertas dolencias y calamidades que afectan al ser humano en su diario vivir. Contribuye a crear un ambiente relajado para la toma de decisiones y solución de conflictos.

Es el responder con una actitud positiva ante los difíciles obstáculos, y nos protege en cierta forma contra el estrés. Cuando decimos que el humor no tiene fronteras, eso significa que tampoco tiene género, ni edad. No solo son la risa y el buen humor un reflejo, pero más aún , no dejan de ser un verdadero espejo del alma.

Tener buen sentido del humor, no significa ser chistoso, más bien poder reír de las cosas de la vida. Por otro lado, tratar de ser chistoso sin tener sentido de humor, nos hace lucir apáticos y hasta sarcásticos. Las frases y dichos que siguen, lo dicen todo:
De Inglaterra.

* En una sesión del parlamento de Gran Bretaña, el Primer Ministro Winston Churchill sostuvo una acalorada discusión con una dama del partido contrario.
_La Dama: Si en este caso fuera usted mi marido… creo le pondría arsénico en el café!.
_ El Primer Ministro: Mi querida señora… de ser yo su marido, con mucho gusto me tomaría ese café!.
* _ Bessie Braddock: ¡Señor, usted está borracho!,
_ Winston Churchill: ¡Yo puedo estar borracho, pero en la mañana estaré sobrio, y usted seguirá fea!.
Sir Winston Chirchill, Primer Ministro de Gran Bretaña
.
De Estados Unidos.
* La esposa de este hombre rico, en vista de que se acercaba su cumpleaños le dice a su marido:
_ Mi amor, quiero que el día de mi cumpleaños, me lleves a un sitio al que nunca he visitado.
_ El esposo: Con mil amores querida- después de 40 años de casados, quiero que conozcas el único sitio que no conoces… ¡ La cocina de esta casa!.
  • La gente nos pide el secreto de nuestro largo matrimonio. Sacamos el tiempo y vamos a un restaurante dos veces por semana- una música suave, candelabros, champaña y … hasta bailamos. ¡Ella va los martes y yo voy los viernes!.
  • Este hombre acostumbraba a ir a la escuela con su perro. Al cabo de un tiempo fueron separados- ¡El perro se graduó!.
* Esta señora tenia dos pollos. Uno se enferma, y ella decide de uno de ellos hacer una sopa de
pollo y así alimentar el que estaba enfermo.
* ¿ Sabe usted como volver loco a un tipo? - Mándele un telegrama, y arriba póngale: Pagina 2.
* El hombre que va al medico y le dice: Doctor, he venido a verlo porque me he roto la pierna
en dos sitios.
_ El doctor: ¡Amigo, mi mejor consejo es que ya deje de visitar esos sitios!.
Henny Youngman - Comediante
* Uno sabe que se está poniendo viejo… cuando las velas cuestan más que el biscocho.
* Cuando ella comenzó a tocar… Steinway bajó personalmente, y le borró su nombre al piano.
* La buena noticia es que Jesús vuelve… la mala es, que viene bien enojado.
Bob Hope- Comediante

De Republica Dominicana.
* Este General, un día leía en la capital el matutino El Caribe. En una de sus páginas ve un anuncio que decía: “AVISO- LEASE EN PUERTO PLATA”. Así mismo llama su chofer, dándole las órdenes de llevarlo en seguida a esa ciudad, donde pudo leer el anuncio.
* El General da un viaje a Nueva York, y en una de sus caminatas por Manhattan le da un poco de sed. Eran los tiempos en que un refresco costaba 10 centavos. En eso encuentra una maquina de Coca-Cola, la que tenía un letrerito que decía : “DIME” (10 centavos). En seguida y sin poner
dinero a la máquina, se acerca al letrerito y en voz baja le dice: ¡ Dame una Coca-Cola!
* Eran los tiempos de revoluciones, guerrilleros y tumbe de gobiernos. Existía entonces una ley en contra de los vagos y haraganes. Bajo esta ley todo aquel que tuviera más de 50 metros de terreno sin cultivar… podía ser fusilado. Este muchacho- dormilón y vago- había heredado de su padre 2 tareas de tierra, de las que nunca se ocupó. Fué condenado a ser fusilado, y cuando lo llevaban al paredón pasaron por la puerta de su madrina. Ella con ataque ,al ver que llevaban su ahijado exclamó:
- La madrina. ¡ Ay, por favor señores, antes que me lo fusilen, quisiera darle esta naranjita!
- El muchacho. ¿ Madrina, y t’a pelá?
- La Madrina. ¡ No mi hijo, t’a sin pelar!
- El muchacho. ¡ Entonces madrina… que siga el entierro!.
chiconino@msn.com

Cuando el buen humor no tiene fronteras.
Jorge A Jorge Batista 7/ 2 /13

No hay comentarios:

Publicar un comentario