viernes, 2 de agosto de 2013

El camino de Santiago


El Camino de Santiago es una importante ruta ubicada en España que recorren miles de personas con el fin de llegar Santiago de Compostela, una ciudad en donde se veneran reliquias del apóstol Santiago el Mayor.

 Ha sido una ruta de peregrinación por cientos de años y hoy muchos la consideran sagrada. Está considerada Patrimonio de la Humanidad.La experiencia de hacer El Camino es intransferible, es la oportunidad de estar con uno mismo, sin urgencias. Cada peregrino camina en solitario encontrándose a sí mismo, día tras día; caminamos inmersas en la naturaleza, atravesando bosques, praderas, viñedos, llanuras, aldeas, pueblos, ríos y puentes; también ciudades.

La historia del Camino de Santiago comienza con el descubrimiento del sepulcro de Santiago el Mayor en el siglo IX. Santiago era uno de los Doce que Jesús eligió para ayudarle en su ministerio y era uno de los más cercanos. Se cuenta que un ermitaño llamado Pelayo vio una estrella sobre el bosque Libredón; se lo contó al obispo Teodomiro y juntos fueron y descubrieron el lugar. Por lo anterior, la tumba significó desde el principio algo sagrado y mucho comenzaron a peregrinar al lugar. Se convirtió en la ruta de peregrinación más importante de Europa en la época medieval. El camino comenzó un desarrollo general mientras más fieles lo recorrían.

Aunque con el tiempo comenzó a quedar en el olvido, hoy ha vuelto a tener la importancia de antaño y existen varios caminos alternativos que se han formado para llegar al destino.

El camino francés es el más transitado de todos y el original Camino de Santiago; tiene un recorrido de 750 kilómetros.  Se encuentran monasterios antiquísimos, castillos, importantes catedrales e iglesias, entre otros. Destaca la Colegiata de Roncesvalles que es el monumento más importante al comienzo del viaje.  
Este viaje por el Camino de Santiago es muy largo y lo mejor es recorrerlo a pie, aunque también se puede hacer en bicicleta y a caballo. 

 La noche de Santiago más triste de su historia

El miércoles 24 a las 8:30 de la noche, la Plaza Principal de esta ciudad estaba a reventar; unos 20 mil peregrinos cantaban, comían y se preparaban para celebrar la gran fiesta del apóstol Santiago.
Media hora después, esas mismas personas comenzaban a retirarse, abatidas, para buscar una pantalla de televisión o una estación de radio y seguir la cobertura del accidente ferroviario que, a cinco kilómetros de allí, hasta ahora ya ha cobrado la vida de 80 personas.
El turismo es una actividad vulnerable, pero que se recupera rápidamente y la fatal coincidencia del accidente con la gran celebración religiosa de la región de Galicia provocó en pocos minutos la cancelación de las fiestas que proseguirían el jueves cuando hay asueto nacional.
A partir de este año precisamente un tren, Al Andaluz, un producto histórico y de lujo de la división turística de Renfe, la compañía ferroviaria del Estado español al que pertenecía el tren accidentado, inició este recorrido.
La ruta de Santiago seguirá siendo un ejemplo del potencial del turismo, pero la de este miércoles será recordada también como la jornada más triste en esta etapa moderna de su historia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario