jueves, 12 de septiembre de 2013

Barrick Gold: Las dos caras de la moneda


Barrick Gold:  Las dos caras de la moneda

En un acto protocolar fue entregado  al Congreso el documento con las enmiendas al contrato suscrito entre el Estado dominicano y la empresa   Barrick Gold.
Dentro de las enmiendas, en comparación con el contrato anterior, el gobierno  recibirá el 51% de los beneficios del proyecto minero , catorce puntos por encima de lo estipulado en el contrato original y lo más importante que  las ganancias del Estado dependerán de cómo se comporten los precios del oro en el mercado mundial.

Hasta ahí todo está "very well", pero también la  Barrick Gold logró un nuevo contrato de   propiedad legal de la planta Quisqueya I que la empresa comenzó a construir en 2012 y que espera tener en producción este mismo año.   Para esta  planta el Estado le proporcionará a la Barrick   una línea de transmisión “privada” de 230 KV para transportar la electricidad desde San Pedro de Macorís hasta la mina ubicada en Cotuí.

De esta manera, la minera podrá abastecerse con su propia electricidad  aparte de que podrá participar en el mercado eléctrico con los mismos atributos de una empresa generadora, lo que significa que podrá vender electricidad al Estado y a las empresas distribuidoras.

Pero sucede, que la Barrick será exonerada de los impuestos o "peaje" correspondiente, lo que sería considerado como  un privilegio único y se supone que ninguna empresa que esté interconectada al sistema eléctrico nacional puede estar exenta del pago de impuestos .

Significa pues, que no pagarán impuestos, pero sí venderían  la electricidad sobrante   al propio gobierno, o sea, un negocio redondo, donde perdemos los dominicanos.


Todavía los contratos  están pendientes de aprobación o rechazo en el Congreso Nacional, ojalá que los legisladores  noten ese "pequeño detalle" y lo modifiquen a nuestro favor

No hay comentarios:

Publicar un comentario