jueves, 19 de septiembre de 2013

"No fumen. No sean tarados como yo": Sandro de Amèrica

Sandro de Amèrica


El 13 de septiembre se cumpliò  medio siglo desde que  Roberto Sánchez grabó su primer sencillo con las canciones "¿A esto le llamas amor?", de Paul Anka, y "Eres el demonio disfrazado", de Elvis Presley. Así dio inicio a una carrera de 47 años en los que, bajo el nombre artístico de Sandro, alcanzaría enorme fama con baladas míticas como "Rosa, Rosa" y "Dame fuego". Para homenajearlo el Centro Cultural Borges, en Buenos Aires, inauguró una muestra con diversos objetos del cantante fallecido en 2010.


Uno de los objetos más emblemáticos de la exhibición 'Yo, Sandro' es su emblemático traje blanco, que recuerda la primera etapa rockera del cantante, también conocido como 'El Gitano'. 'Y pensar que yo sólo quería imitar a Elvis', dijo alguna vez Sandro, una frase que ha sido plasmada en una de las paredes de esta exposición



 La exposición recrea partes de la mítica casa de Sandro en Banfield, una localidad al sur de Buenos Aires donde vivió 40 años y donde hoy reside su viuda, Olga Garaventa, con quien contrajo matrimonio (por única vez en su vida) en 2007, pocos años antes de morir. Así era la oficina de Sandro, donde guardaba muchos de sus premios.



Pocas estrellas latinoamericanas generaron tanto fanatismo como 'Sandro de América', título que se le dio luego de convertirse en el primer artista latino en cantar en el Madison Square Garden de Nueva York.



En 1972 Sandro fue el primer artista en presentar un recital en el Luna Park de Buenos Aires, hasta entonces una sala famosa por sus espectáculos de boxeo. En la foto, el cantante posa junto al campeón mundial de boxeo argentino Carlos Monzón. A su derecha está Oscar Anderle, coautor de muchas de sus baladas más famosas. Los acompañan el empresario Tito Lectoure, dueño del Luna Park. 

El curador de la muestra, Alejandro Salade, le dijo a BBC Mundo que escogió esta imagen de un recital que brindó Sandro en la ciudad argentina de Junín porque el cantante tenía un vínculo especial con el lugar. 'Siempre elegía iniciar sus giras en Junín o Rosario. Decía que una era su novia y la otra su amante',

A lo largo de su carrera, Sandro llegó a vender 22 millones de discos en todo el mundo, según sus representantes. También protagonizó 11 películas y obtuvo el Grammy Latino por su trayectoria.


BBCMundo.com (© Derechos Reservados de la British Broadcasting Corporation Corporación Británica de Radiodifusión 2013)
Datos curiosos sobre Sandro

Roberto Sànchez, naciò el 19 de agosto de 1945, Sandro”, fue el nombre que su madre le había querido poner al nacer y que el Registro Civil no permitió. 

Enigmático, hermético, impenetrable. Así era el Gitano respecto a sus romances, y en eso mucho tuvo que ver el código de barrio que adoptó como filosofía: "El que tiene no muestra y el que ve calla". Esta postura caballerosa fue sostenida hasta el final por el artista y  la respuesta del Gitano cuando se le preguntaba por su vida privada: "Yo vendo la piel de Sandro, pero si además vendo la piel de Roberto Sánchez... ¿qué me queda?". Con más y menos detalles  según algunos, su lista de conquistas sería interminable.


Circularon versiones acerca de un romance con su colega María Martha Serra Lima, pero nunca reconoció una relación con ella". Serra Lima, sin embargo, en diversas entrevistas sostiene su versión de una relación de ocho años con el Gitano, y suele autodefinirse como "la amante secreta". 

Romances en el set y otras conquistas

Desde que Sandro fue Sandro, le adjudicaron romances e hijos en todas partes del mundo . Entre esas mujeres de las que se habló y se continúa hablando, se encuentran la animadora Vicky Amaya, la fotógrafa Olga Massa y la condesa María Carmille Borgogne Di Parma. Su relación con la Miss Argentina Yoli Scuffi, ´Una muchacha y una guitarra´ la había compuesto especialmente para ella.

Las fantasías que rodeaban al Gitano mucho tenían que ver con las duplas cinematográficas que conformó y que siempre generaban especulaciones. Fue relacionado con la mexicana Irán Eory (con quien trabajó en el film de 1970 Muchacho), Cristina Alberó (Destino de un capricho, 1972), la propia Susana Giménez (Tú me enloqueces, 1976) y Soledad Silveyra.

Un amor de esos que vienen sin aviso". Así describió Sandro su historia con María Olga Garaventa, con quien contrajo matrimonio en 2007, luego de tres años de relación. 

Cuando el "Gitano" descubrió un sentimiento especial por ella "Yo llamaba por teléfono y me pasaba con Aldo, obvio. Estuvo trece años ahí y yo la miraba sin verla. Pero una tarde la vi", había relatado Sandro.
"Fue un beso en la mejilla, despidiéndome, porque íbamos para Rosario. Ese beso y se iluminó todo. Yo viajaba, y no podía ni hablar. Decía: «¿Qué es esto?, ¿estoy loco? » Y pensaba: «Tengo cerca de 60, familia formada... »". Es que Sandro estaba hacía 15 años en pareja con María Elena Fresta, una relación a la que puso fin para comenzar una nueva historia de amor, con Olga, una mujer diez años menor.

Para Sandro, ese viaje a Rosario fue clave para su futuro. "Yo iba en el auto y no podía pensar, estaba confundido... Entonces, abro el celular y la llamo, y le digo: «Tengo un beso encadenado entre mis labios... y la llave de ese beso está en tu boca». Ella pensó: «Se equivocó, se lo habrá querido decir a su mujer...». Al rato vuelvo a llamar y le digo: «Eso que dije ¡es para vos! » Pasaron los días, unas llamadas telefónicas, hasta que, bueno, pasó lo que pasó."

Sandro recibió un trasplante múltiple de corazón y pulmones, como último remedio a una enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) que padecía hacía años, provocada por su adicción al tabaco. Fumaba tres cajas de cigarrillos diariamente.  Frecuentemente decìa :  “No fumen. No sean tarados como yo

El médico Sergio Perrone -que formó parte del equipo que atendió a Sandro- aseguró que “El Gitano” dejó a la sociedad varios mensajes, contra las adicciones y en favor de la donación de órganos. Además, destacó que su grave enfermedad permitió lograr un avance en la medicina para las afecciones cardiacas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario