miércoles, 16 de octubre de 2013

La Vega Historica - Primeros Coches

LA VEGA HISTORICA

A partir de ahora voy a resumir parte de los interesantes artículos escritos por Jovino A. Espìnola R. en el Volumen 1 de su libro La Vega Histórica.
VRM
Jovino Espínola nació en La Vega en 1892, miembro de una destacada familia dedicada a las artes.Su obra está dispersa en artículos de investigación  sobre  La Vega, usos, costumbres y anécdotas en periódicos locales y nacionales. Esta obra contiene parte de sus publicaciones en periódicos y revistas por  más de cuatro décadas
Los Primeros Coches en La Vega
El finalizar el año 1898, don Joaquín Gómez y Moya trajo de Nueva York el primer coche que rodó por las calles de esta ciudad, pintado de negro con cuatro ruedas con listas doradas.  Aunque este tenía muelles amortiguadores, no era lo suficiente para impedir   que se sintiese en el cerebro y el organismo el efecto constante por el mal estado de las calles.  No obstante para su dueño no dejaba de ser cómodo porque tenía que recorrer un largo trayecto desde su casa a su aserradero, bastante lejos.
El primer conductor que manejó dicho vehículo fue Rufino Campos (Rufo), natural de Mayagüez, Puerto Rico, quien era empleado de don Joaquín.

Anécdota
El 26 de julio de 1899, al traer el telégrafo la noticia de la trágica muerte del presidente Lilis,  un hijo de don Joaquín, Joaquín Manuel (Quin), quiso comunicar la noticia a su padre que se encontraba en el aserradero y por no estar el cochero en la casa,   se sentó al pescante (*) del vehículo, le pegó con el látigo al caballo y arrancó como un rayo. Pero como no sabía conducir, al llegar frente al parque Hostos, tumbó un poste que soportaba un farol del alumbrado publico.  El joven continuó hacia "La Dolores" porque tenía por precaución que buscar a su padre que era ciego.
Ese hecho lo convirtió en el tercer cochero de La Vega, que el segundo puesto lo tenía un mulato a quien Rufo había enseñado para que lo ayudara en su quehacer.

Coche tipo Victoria

En 1900, el acaudalado comerciante don Zoilo García, trajo de Hamburgo una famosa y lujosa victoria (*)de gran valor, como para una emperatriz, la que solía montar su esposa Doña Carolina Almànzar de García, mujer de incomparable belleza.

Anècdota
Una tarde que doña Carolina daba su paseo de costumbre, quiso detenerse en la tienda de don Dimas Sánchez, pero como la parada fue brusca, el cochero  que vestía de frac y con chistera, fue impulsado del pescante y cayó sobre una argolla de hierro y su pantalón de paño negro fue roto por el lado de la pierna derecha y recibió una herida de regular proporción. Pero el hombre, en medio del dolor solo se lamentaba de la rotura del pantalón. 
Al saberlo don Zoilo, le dijo "Nos seas tonto, todavía me queda más paño negro en la tienda".  Es que don Zoilo podía gastarse todo el lujo en su familia, jamás en su persona.
(*) Pescante :  Asiento delantero en el exterior de un coche de caballos, desde donde el cochero gobierna las mulas o los caballos.
(**) Victoria o coche de caballos , carruaje mayor de cuatro ruedas compuesto de una caja grande.






Coche actual







Para cualquier comentario pueden hacerlo al final del articulo

otros enlaces  www.buquicito.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario