miércoles, 12 de marzo de 2014

Virginia Roca Pezzotti Antropóla Apasionada

 

 

 

Virginia Roca Pezzotti una antropóloga apasionada por lo que hace

Por: Alexandra González Roca

Virginia Roca Pezzotti, es una mujer que se define a sí misma como una apasionada por la cultura, por las realizaciones y manifestaciones del ser social, que hacen la historia y las tradiciones de los pueblos.

Desde muy pequeña sus lecturas infantiles eran las serie debandes designes, sobre Mitología Griega, Leyendas de América, Vidas Ilustres, Mujeres Celebres; en cada una de estas entregas semanales que sumaban cientos, podía ver las realizaciones y manifestaciones globales, en un mundo que tiene las mismas características universales en su diversidad de creaciones.


Las primeras acciones de acopio de tradición oral, las haría con apenas seis años, con una gran contadora de cuentos, de nombre Georgina, una joven mujer que llevaba en su sangre y en su garganta una explosión de cuentos del campo dominicano. Y Virginia, quien no se cansaba de escuchar una y otra vez, las historias de Juan Bobo y Pedro Animal, de los Tres Pelos del Diablo, le pedía una y otra vez escucharlos, y en ocasiones intercambiaba con Georgina trabajo para convencerla y la ayudaba a planchar con sus manitas pequeñas, y sus oídos ávidos de las imágenes del campo dominicanos y su gente.


Con el tiempo, Virginia Roca Pezzotti, estudio educación en la PUCMM, con la firme intención de contribuir a crear un sistema educativo integral y de calidad, que llegara a todos y cada uno de los dominicanos, disminuyendo la alta tasa de deserción escolar, y estableciendo la educación preescolar como obligatoria. Por un tiempo laboró en el Ministerio de Educacion. Sus sueños y su visión humanista, pronto la llevarían a la Université Cathólique de Louvain-La-Neuve, en Bélgica, donde haría la maestría en Psicología Clínica, como candidata al doctorado en Psicoanalisis, cursaría Filosofía, y realizaría la Maestría en Antropología Social.
Previo a sus estudios en Bélgica, en un viaje realizado a México, fue impactada grandemente por la mitología y realizaciones mayas y aztecas. Y estas impresiones de que la universalidad del ser humano, se impone a sus manifestaciones circunstanciales y locales, que en lo inmediato lo definen, la hizo estudiar la cultura y mitología griega, y posteriormente la africana, esta última, en el grupo étnico Peul, en Sara Bidgi, Senegal.


Al retornar a República Dominicana, inicia los trabajos de investigación de la cultura y sociedad dominicana, visualizándola como sistema, esquema este aun relativamente nuevo en teoría y práctica, y en el que recibió su formación como antropóloga. Dado que la discusión entre los estudiosos dominicanos se centraba en la identidad, presuponiendo que esta tenia colores y naciones: negro, blanco, indio, hispánico, y cuando se pensaba en amalgamamiento cultural, se llegaba a la conclusión de que el dominicano carecía de identidad.
Estos supuestos inquietaron grandemente a la psico-antropóloga, Virginia Roca Pezzotti, por lo que trabajó ampliamente el tema de la identidad, desde la óptica sistémica, de la cultura dominicana. Los trabajos de campo efectuados, la llevaron a un reencuentro con la artesanía como un eje conductor de las expresiones de identidades y tradiciones, en todos los ámbitos: religioso, festivo, ritual, musical, culinario, carnaval. Y su pasión por las artesanías dominicana, creció, al punto de irse perfilando su labor como una promotora del desarrollo y gestión de la artesanía, como elemento de las industrias culturales y creativas, como expresión patrimonial, como acompañante de la industria turística, de los destinos y enclaves turísticos, como espacio cohesionador social, y como ente de desarrollo y crecimiento económico que permite la inserción social a grupos que de otra manera estarían marginados.


He aquí, entonces que la niña que ávida esperaba la noche para escuchar a la contadora de cuentos, también llego a otras costas en donde los Griotts, le contaban las historias de su pueblo, y retorno al Caribe, para elaborar canales que permitieran hacer visible a todos esas voces portadoras de la tradición oral, plena de colores, sonidos, esencias de sabores y olores, plena de lo que somos, como seres uno, en lo colectivo.
En la práctica de un mundo global con una historia universal, ella Virginia Roca Pezzotti, entendió que un aspecto de su misión, como ente social, como mujer y como profesional, era facilitar el desarrollo social y cultural a partir de las raíces en las que se fundamenta la identidad dominicana, aquellas que la hacen única, a la vez que la conectan con las manifestaciones del ser humano universal.
Por: Alexandra González Roca

No hay comentarios:

Publicar un comentario