domingo, 14 de octubre de 2018

LA BASE DE MISILES DE SABANA DE LA MAR 2/3

LA BASE DE MISILES  DE SABANA DE LA MAR  2/3

Publicado el 14 de octubre el 2018
Escrito por Vanessa Rodríguez Messina, especial para EL BUQUICITO. 

ETR RANGE TRACKING STATION #8

En los inicios de la exploración espacial, las agencias de los EUA se apoyaron en una red mundial de estaciones de rastreos para comunicarse con las naves
espaciales.  Esta red se conocía como “range”  (misil, radio de acción). 


Base de Misiles SBL, note la dos banderas: dominicana
y norteamericana
Estas bases formaban parte  del “Eastern Test Range” (campo de pruebas del Este) de la década de los 50s, en la zona de Caribe :  Gran Bahama, Gran Turk, Antigua, Puerto Rico, Santa Lucía, República Dominicana, etc.  y se les designaba  con el prefijo de estaciones #8 , que era utilizado solamente para estas instalaciones.

Los contratistas que manejaban estas estaciones  se les conocían como los “Ranger Rats” (Ratas de los misiles ).  

La ETR Range Tracking Station #8 República Dominicana AAFB (Base Auxiliar de la Fuerza Aérea #8 en RD, estación de misiles), conocida popularmente en Sabana de la Mar como la “Base”  Fue utilizada como auxiliar de la base aérea de Cabo Cañaveral. 

Edificio de la Base
La “Base” fue construida en 1953, luego de la firma de un convenio de arrendamiento, entre los gobiernos de EUA y Dominicano, el 26 de noviembre de 1951, con el objetivo de observar científicamente y dar seguimiento a los misiles que se lanzaban a través del Atlántico, en un área que se extendía desde Cabo Cañaveral hasta la isla Ascensión ubicada al sur de océano (Aprox. 5 mil millas de extensión).

 La “base”  estaba ubicada en la entrada del pueblo de Sabana de la Mar, que en esa época pertenecía a la provincia de El Seibo. 

El edificio central  consta de dos pisos:  en el superior se encontraba,los dormitorios, baños, un billar  y salón para descansar.   En el primero estaba el equipo electrónico, las oficinas administrativas, el bar, cine, salón de juego, la cafetería, oficina médica etc.  En las dos torres aledañas estaban ubicados los radales MOD II.   Había una sola entrada, con una garita,  custodiada por un guardia norteamericano. De acuerdo a informaciones de la época, el edificio era el único de todas las estaciones, que tenía dos pisos.

Casi enfrente, cruzando la carretera, los norteamericanos, construyeron un pequeño edificio, donde instalaron  una central de meteorología. 

Jerry O’Donnel era el jefe de la estación meteorológica.  Cada tres horas se enviaba al Buró Central de Meteorología en los EUA,  el estado del tiempo en toda la zona, esto se hacía vía teletipo a través de un cable submarino.  Las operaciones de esta estación fueron trasladadas a Santo Domingo agosto de en 1962. En la misma laboraba el dominicano Vinicio Lembert, considerado en la actualidad como un “Ranger Rat Honorario”

Soldados norteamericanos en la Base de Sabana de la Mar
La energía eléctrica era suministrada por una poderosa planta eléctrica que también se utilizaba para suplir de electricidad al pueblo.

La base fue abierta oficialmente el día 5 de diciembre de 1956, con la presencia del presidente Rafael Leonidas Trujillo y altos oficiales norteamericano.  

Hay una anécdota referente a esa fecha en particular.  La costumbre era servir el almuerzo puntualmente al mediodía, pero ese día, como estaban en espera del  Trujillo decidieron retrasar la comida hasta   que éste y su comitiva llegara, pero el presidente se retrasó y los oficiales estaban hambrientos y desesperados por comer, así que solicitaron  al encargado de comunicación, John Durham, que mandara de inmediato un cable a EUA explicando la situación.  

Llego la orden de que sirvieran la comida  y cuando llegara la comitiva les sirvieran a ellos.  Como el trayecto era   largo, por una carretera estrecha y llena de curvas,   los visitantes llegaron bastante tarde .


Para la época se hicieron unos sellos conmemorativos, con valor de 3 centavos, que muestran la cápsula Mercurio en órbita alrededor de la tierra.  Con esta estampilla el correo quiso hacer un reconocimiento a la conquista del espacio y la participación de RD en la misma.


CIERRE DE LA BASE

El presidente de la entonces Unión Soviética, Nikita Kruschev, condicionó para iniciar las negociaciones que pusieron fin a la "crisis de los misiles" de Cuba, que se desmantelara la base de observación de cohetes instalada por Estados Unidos en Sabana de la Mar.

Documentos desclasificados por la CIA y una serie de diálogos entre funcionarios soviéticos, estadounidenses y cubanos que fueron actores de la “crisis de los misiles”, refieren el hecho, cuyo conflicto estuvo a un tris de desatar una guerra nuclear.

Esta base era uno los medios que disponía la inteligencia militar norteamericana para vigilar las actividades soviéticas en Cuba, y estaba constituida fundamentalmente por la captación del tráfico de radio de las unidades navales soviéticas en las aguas del Atlántico norte y el Mar Caribe.

La base dejò de operar  el 22 de octubre de 1962, precisamente el dìa en que oficialmente comenzaron conversaciones secretas entre Moscù y Washington.  El  desmantelamiento de las instalaciones fue dado a conocer el 7 de noviembre de 1962 en una crónica 
Cierre oficial de la Base
Del periódico El Caribe bajo la firma del periodista Gustavo Guerrero, en la que se reseña  el traspaso al Gobierno dominicano del edificio y  para que se destinaran a un centro técnico para la enseñanza de carpintería, refrigeración, mecánica y electricidad, bajo supervisión de la Asociación Pro Bienestar Social de Santo Domingo.

El traspaso se hizo durante una ceremonia efectuada en Sabana de la Mar y fue encabezada por el  vicepresidente del Consejo de Estado, doctor Donald Reid Cabral; el embajador norteamericano en el país John Bartlow Martin y el general de brigada Harry J. Sands en representación de la Fuerza Aérea norteamericana.
El edificio como hospital , foto de 1965
Con la donación se beneficiaban Sabana de la Mar y El Valle, especialmente la Corporación Dominicana de Electricidad (CDE) que recibió una moderna planta eléctrica.
El embajador concluyó con la frase “esta base en Sabana de la Mar ha ayudado a desarrollar la defensa del hemisferio. Ahora esta base se está convirtiendo a los usos de paz, a la educación”.
Dada la necesidad de un hospital para la zona, el proyecto educativo fue desestimado; a la puerta principal del edificio le fue agregada una marquesina y desde entonces funciona allí  el Hospital Elupina Cordero.
VIDA SOCIAL EN EL PUEBLO Y LOS MATRIMONIOS

[image%255B49%255D.png]
Jóvenes del pueblo compartiendo  en el Bar sobre las Olas 
La  vida social de Sabana de la Mar, giraba alrededor de la base especialmente las muchachas en edad casadera quienes eran visitadas o se reunían con los norteamericanos en el parque, la iglesia y el Bar sobre las Ola, ubicado frente al mar.  Otras veces los norteamericanos invitaban al cine de la base donde proyectaban las últimas películas que recibían desde EUA y brindaban a los visitantes dulces, chocolates  y refrescos extranjeros.

Aunque en el pueblo existía el Club 12 de Octubre, el Bar Sobre las Olas – los militares los llamaban el bar de Fremy, (de León)    nombre de su propietario - era el preferido de los militares ,  y también   funcionaba como una  especie de club donde los fines de semana invitaban a las  solteras, con sus "chaperonas" a compartir sanamente.

[image%255B18%255D.png]
Bar sobre las Olas 1955, Sabana de la Mar
El bar constaba de dos terrazas laterales con vista al mar y una pista de baile en el centro,  una vellonera con música en Español e Inglés.  La intención de enseñar a bailar el merengue, el twist o el mashed potatoes eran excusa perfecta para que las parejas trataran de aprender los diferentes ritmos.  No era raro que algún gringo  amargado, se “abonara” o dedicara una canción a una dama en particular

Donde Fremy vendían las más frías cervezas y los norteamericanos eran visitantes asiduos.  Los oficiales superiores decidieron instalar un teléfono que sería  el único del pueblo (el otro estaba en la base) y en caso de cualquier pleito o borrachera de uno de ellos,  Fremy llamaba para que vinieran a buscarlos en 
Caricatura aparecida en la Revista Selecciones
un jeep y retornarlos a la Base.

En una caricatura publicada en  revista “Selecciones”, aparece una de las terrazas laterales del Bar sobre las Olas con una mesa y oficiales a su alrededor tomando cerveza.

Otras veces los norteamericanos asistían a misa y tenían un carro descapotable que las muchachas llamaban “la pachanga” , en el mismo recorrían las calles del pueblo o cuando las invitaban a la base, venían a buscarlas en el mismo.

Como era de suponer el amor floreció entre dominicanas y norteamericanos y según datos obtenidos, 19 damas se casaron  - la mayoría de Sabana de la Mar y de otras provincias que con el pretexto de visitar  familiares hacían amistad con los americanos, llegando algunas  a comprometerse y contraer matrimonio.

Zulema Duluc, Daisy Messina y , con sus
respectivas parejas
Al cierre de la base, la mayoría de los norteamericanos que habían casado con jóvenes locales fueron transferidos a otros puntos y estaciones.  Algunos cambiaron de trabajo e iniciaron nuevos proyectos en los EUA y allí se radicaron con su nueva familia.

El recuerdo de la Base perdura en la gente del pueblo, el hospital y el edificio de Meteorología   – aunque precariamente- son   testigos mudo de esa época.

Muchos de los descendientes de esas uniones se sienten “sabanalamarinos” y son asiduos visitantes de la tierra de sus madres.  Aman las minutas, van al santuario de la Señorita Elupina y hasta aparecen en las patronales del 12 de octubre.



Escrito por Vanessa Rodríguez Messina 

Referencias:  Hèctor Minaya, periòdico El nacional - IR AL ARTICULO ORIGINAL 

No hay comentarios:

Publicar un comentario